El locutor Alex Jones deberá pagar millones de dólares a los padres de la escuela Sandy Hook por difundir una teoría conspirativa sobre el tiroteo
Mundo

El locutor Alex Jones deberá pagar millones de dólares a los padres de la escuela Sandy Hook por difundir una teoría conspirativa sobre el tiroteo

Difundir una teoría conspirativa le va a costar una suma millonaria a Alex Jones, uno de las voces más prominentes del conservadurismo duro de Estados Unidos.

Un jurado encontró culpable a Jones de difamar a los padres de las víctimas del tiroteo ocurrido en 2012 en la escuela Sandy Hook, en el que murieron 20 niños y 6 adultos.

Jones argumentó durante años que el tiroteo fue un engaño organizado por el gobierno para despojar a los estadounidenses del derecho de poseer armas. También afirmaba falsamente que los padres de los niños fallecidos en realidad eran actores.

El presentador del canal ultraconservador canal Infowars deberá pagar US$4,1 millones por difamación.

Los padres de las víctimas buscaban un pago de al menos US$150 millones en el juicio. Dijeron que habían sufrido acoso y angustia emocional debido a la teoría conspirativa de Jones.

El jurado en el tribunal de Austin, Texas, aún debe determinar los daños punitivos.

Jones ya ha perdido una serie de casos de difamación presentados por los padres de las víctimas al no contar con documentos o testimonios a su favor. Pero este es el primero en el que los daños fueron determinados por un jurado.

Su defensa

A pesar de retractarse de sus afirmaciones sobre el tiroteo de Sandy Hook, Jones ha seguido usando su plataforma Infowars para atacar al jurado y al juez en este caso.

Durante el juicio cargado de emociones, Jones describió el caso como un ataque a sus derechos de libertad de expresión bajo la Primera Enmienda de la Constitución.

Scarlett Lewis y Neil Heslin

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

El caso contra Jones fue presentado por Scarlett Lewis y Neil Heslin, los padres de Jesse Lewis, de 6 años.

Sin embargo, admitió que los asesinatos en Sandy Hook fueron «100% reales» y acusó a los medios de no permitirle retractarse de sus falsas afirmaciones.

También ha asegurado que está en bancarrota, a pesar de la evidencia de que sus empresas ganaban alrededor de US$800.000 por día vendiendo suplementos dietéticos, parafernalia de armas y equipos de supervivencia.

«La libertad de expresión es gratis, pero las mentiras hay que pagarlas», respondieron los abogados de las familias en sus alegatos iniciales.

El caso fue presentado originalmente por Scarlett Lewis y Neil Heslin, los padres de Jesse Lewis, de años, quien murió en el tiroteo en la escuela.

En su testimonio, Lewis se dirigió a Jones directamente y le dijo: «Jesse era real… soy una madre real».

Continuó diciendo que era «increíble» tener que pasar por un proceso así.

«Tenemos que suplicarte, no solo suplicarte, castigarte, para que dejes de mentir», continuó. «Es surrealista lo que está pasando aquí».

Jesse Lewis, de 6 años

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

Jesse Lewis, de 6 años, fue una de las víctimas en Sandy Hook.

Heslin dijo que las mentiras de Jones «empañaron el honor y el legado» de su hijo y aseguró que ha pasado casi 10 años de «infierno» desde el tiroteo.

Según los abogados de los padres, contrataron seguridad privada para el juicio por temor a que los seguidores de Jones pudieran tratar de hacerles daño.

Antes de la decisión, los abogados de Lewis y Heslin revelaron que el abogado de Jones les habían enviado sin darse cuenta el historial de 2 años de mensajes de texto desde el teléfono del presentador.

Los mensajes podrían ser de interés para el panel del Congreso que investiga los disturbios del año pasado en el Capitolio de Estados Unidos.

El comité considera que Jones ayudó a organizar una manifestación que tuvo lugar justo antes de los disturbios.

«Pagará mucho más»

Un psiquiatra forense testificó que los padres sufrían un «trastorno de estrés postraumático complejo» similar al que sufren los militares que estuvieron en acción o las víctimas de abuso infantil.

Jones, que no estaba en la sala del tribunal cuando se anunció el veredicto del jurado, fue el único testigo en su defensa en el juicio.

Los abogados de los padres acusaron a Jones de tratar de ocultar evidencia y argumentaron que había cometido perjurio cuando negó haber enviado mensajes relacionados con el ataque de Sandy Hook.

El tribunal en el caso contra Jones

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

La empresa matriz de Infowars, Free Speech Systems LLC, se declaró en bancarrota la semana pasada. El medio ha sido prohibido por YouTube, Spotify y Twitter por difundir un discurso de odio, pero continúa operando.

Otras conspiraciones impulsadas por Jones dicen que el gobierno de EE.UU. estácreando inundaciones y tornados como «armas climáticas» y que los químicos en el agua potable están haciendo que las ranas sean homosexuales.

El abogado Mark Banston, que representó a los padres en el caso, dijo que sus clientes no estaban decepcionados con la suma otorgada hasta ahora por el jurado.

«Aún no hemos terminado, amigos», señaló.

«Sabíamos que al entrar en este caso era necesario apuntar a la luna para que el jurado entendiera que éramos serios y apasionados. A partir de mañana, él pagará mucho más«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.