Vencedor de las siete últimas ediciones del torneo, el Paris Saint Germain atraviesa un período de reconstrucción con Pochettino, quien busca la buena estrategia para “ganar con estilo”

París SG y Marsella se enfrentan el miércoles en Lens por el Trofeo de Campeones, la Supercopa de Francia, en un ‘Clásico’ marcado por la presencia en el banquillo del equipo de la capital del argentino Mauricio Pochettino , que busca su primer título como entrenador, mientras que el OM tratará de agrandar su palmarés tras nueve años de sequía.

Cinco tarjetas rojas, un inicio de pelea generalizado, acusaciones de injurias racistas y homófobas, un salibazo. El pasado 13 de septiembre, los dos rivales acabaron en un mal ambiente

Pasaron cosas que no deben ocurrir en el fútbol”, lanzó el guardameta costarricense del PSG, Keylor Navas, sin hablar de revancha.

Son partidos “siempre calientes”, afirmó el técnico portugués del Marsella , Andre Villas Boas, que promete “agresividad e intensidad”.

“Es especial, contra un club rival, lo más importante es ganar. Es también una cuestión de orgullo”, respondió Pochettino, que participó en seis ‘Clásicos’ como jugador, entre 2001 y 2003.

Neymar disponible

Vencedor de las siete últimas ediciones del torneo, el PSG atraviesa un período de reconstrucción con Pochettino, que busca la buena estrategia para “ganar con estilo”.

El regreso de Neymar, disponible tras un mes de ausencia debido a una lesión en un tobillo, es una buena noticia para el fútbol espectacular que ha prometido, pero no dispone de mucho margen: su equipo acaba de realizar su peor primera fase del campeonato en cuatro años.

Si no ha ganado ningún título desde la Copa de la Liga de 2012, el Marsella se llevó el ‘Clásico’ en septiembre (1-0), el primero en nueve años, probando que los años de sequía se habían tal vez terminado para su propietario estadounidense Frank McCourt, que llegó en 2016.

La normalidad es que el PSG gane todas las competiciones nacionales. Por tanto, no tenemos esa presión de estar obligados a ganar. No es culpa del Marsella, es la realidad del campeonato más desequilibrado del mundo

ASEGURÓ VILLAS-BOAS.

Pero desde su llegada en 2019, el portugués ha hecho saltar una a una todas las barreras: fue él quien devolvió al OM a la Liga de Campeones tras siete años de ausencia y el que le condujo a su primer podio en el campeonato desde 2013. Solo le falta ganar un trofeo al carismático técnico.

POR: BLU RADIO

Share:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Bienvenido a La Poderosa del Huila.
Hola.
Bienvenid@ a La Poderosa del Huila ¿Como Podemos ayudarte?